Conectar y compartir: correspondencia educativa entre la familia y la escuela

Sólo estos dos verbos ya explican por sí mismos lo que debería ser totalmente normal. Las relaciones de familia precisan de estas dos acciones: por razones substantivas propias de unas vidas entrelazadas y también por razones instrumentales, fruto de una larga convivencia. Esta relación es, o debería ser, similar a los vasos comunicantes donde las partes se aportan mutuamente lo necesario para mantenerse en equilibrio armónico.

Nuestras formas de vida y de relación provocan muy tempranamente que se rompan estos lazos naturales y se establezcan otros tipos de relación muy diversas pero en absoluto complementarias.

Recientemente, una madre muy inquieta por la educación de sus hijos me contó lo siguiente:

“Es fundamental que aquello que se vive en el seno de la familia tenga un reflejo en lo que se experimenta y se transmite en la escuela, y a la inversa, para no crear distorsiones en la educación de los niños. Yo, si me permites (decía ella), iría un paso más allá y también haría referencia a la necesidad de romper las fronteras que a veces se establecen para “proteger” al niño de no se sabe bien qué. Podemos estar seguros que las competencias de padres y educadores resultan mucho más enriquecedoras cuando se aportan en colaboración y con total implicación”

“En este sentido, comparto con vosotros la experiencia que vivimos este sábado en la escuela de mi hija donde se celebró una Jornada de puertas abiertas para participar del Día del Bricolaje y realizar tareas de mantenimiento entre los padres y madres. Como resultado, El lunes siguiente los peques de Infantil y Primaria pudieron disfrutar de una casita de madera o de una pared musical gracias al esfuerzo de padres y madres”.

 Sin embargo, no nos confundamos. Ensalzamos la cooperación y la implicación, pero no necesariamente para hacer tareas de mantenimiento o bricolaje. Sin duda puede estar muy bien, pero lo que decimos es que colaborar y ejercer el compromiso en realidad son los elementos esenciales que necesita toda educación. Luego vendrán los aprendizajes necesarios para poder discernir adecuadamente y poder llevar adelante nuestros compromisos. Pero primero debemos comprometernos seriamente. Porque descubrir aquello en lo que uno quiere comprometerse es aprender a saber qué es lo que uno quiere y saber lo mucho que lo quiere. No se trata de saber hacer. Se trata de saber hacer lo que sea bueno hacer.

Una postura que requiere coherencia y solidez y que nos recuerda la situación de aquel que, tras recordar que detrás de los números hay personas, es replicado “por el que lo cuenta todo”: pues apartad a las personas.

La colaboración y la implicación -conectando con afines y con menos afines- es, con toda seguridad, lo que nos permite dar la vuelta a un sistema marcado por la corrupción en la que las camarillas tratan de impedir que se actúe con transparencia.

Conectar y compartir es educar en el compromiso como individuo social. Fomentar el sentido de pertenencia a una especie humana que comparte con otras especies un planeta cuyo recursos naturales cada vez son más limitados. Esta es la parte más importante de la educación que podemos lograr para nuestros hijos.

La correspondencia educativa entre la familia, la propia comunidad y la escuela no pretende fomentar el humanismo sino prepararnos para la supervivencia. Se trata de aprender a formular y desarrollar nuestro Proyecto de Vida. El de cada uno de nosotros.

La reforma educativa no puede enseñar mejor, debe asegurar que se aprenda lo que es vital para vivir una vida con auténtica dimensión humana.

En el pasado, en el WISE (World Innovation Summit for Education) se afirmó con contundencia que no se trata de separar familia y escuela, escuela y comunidad, una comunidad y otras comunidades. No se trata de crear fronteras que nos separen ni muros que encierren, sino de conectarnos con todos y cada uno de los aspectos reales de la vida y de sus valores. En síntesis, debemos centrar nuestros esfuerzos en todo lo que compete a la dimensión humana.

 

Educación: Conexión con la comunidad natural

En el congreso WISE 2014 (World Innovation Summit for Education) celebrado en Doha, al que asistieron más de 1800 personas de todo el mundo implicadas en los sistemas educativos, nos llamó la atención un concepto que creemos clave para la reforma de la educación y que se planteó con mucha pasión por representantes de países no occidentales: romper el aislamiento de la escuela. No puede haber educación sin un compromiso con la comunidad natural a la que se pertenece.

¿Qué entendimos de esta propuesta? ¿qué compartimos?

Que no es bueno separar, fragmentar o situar objetivos por intereses políticos, económicos, u otros. Que no puede existir otra razón que llenar de contenido la dimensión humana de los alumnos. No sirve ya el afán colonizador de enseñar para que nos sirvan, con los esquemas y patrones mentales que cada uno pueda tener. Que educar no es adoctrinar para aumentar los feligreses de nuestra congregación. Que ya no tiene sentido uniformizar para ganar no se sabe qué.

Es tiempo de aprender, todos y juntos, que somos una especie, la humana. Una especie que se ha hecho hegemónica en el planeta Tierra por su capacidad evolutiva y adaptativa. Otros homínidos no tuvieron esta capacidad, ni muchas otras especies la tuvieron en diferentes y variadas circunstancias. Por ello, nos toca desaprender para aprender que no somos el centro de nada, sino más bien, los más obligados a servir a toda la diversidad que configura nuestro sistema, activando el sentido de pertenencia y sustentabilidad en relación a todo aquello que nos lo hace posible. Es necesario aprender a vivir conectados y a ser solidarios, produciendo riqueza y distribuyéndola. Aprendiendo que, según cómo hagamos lo primero no habrá lo segundo. El individualismo exacerbado al que hemos llegado, y que se ha extendido, fomenta la voracidad y la ambición de TENER, olvidado la de SER.

Somos, como especie, individuos sociales, no hay lo uno sin lo otro.

Esta es la educación que nos salva. La que nos incumbe como especie. La imprescindible que nos permita superar, no sólo para algunos, si no para todos, la época de cazadores y recolectores. Hoy, pasados millones de años, habiendo alcanzado grandes logros en prosperidad material, seguimos conviviendo con cazadores y recolectores. En las  mismas zonas donde se concentra el 50% de la humanidad y que llamamos ciudades, siguen existiendo cazadores (por sustracción a otros) y recolectores (de los restos y residuos de algunos) que activan los odios y las envidias, las luchas fratricidas y todas sus consecuencias más nefastas, en términos de robo, pillaje y corrupción provocados por la crisis. No podemos enseñar para los intereses espurios parciales de los dominantes, estén donde estén. Debemos aprender que toda dominancia es, potencialmente, un maltrato y una nueva forma de esclavismo, de dependencia y sumisión.

Debemos encaminarnos hacia un nuevo aprendizaje, válido para la vida del “individuo social”, capaz de encontrar su mejor desarrollo y orgullo en su dimensión humana.

Para ello no es suficiente tener conocimiento reglado, académico, de disciplinas diversas. Resulta imprescindible, y haciéndolo simultáneamente, activar el conocimiento tácito y reconocerlo. Aquel conocimiento que deviene no de la deliberación de la razón sino del compromiso con la vida. Y la vida empieza y se crece con los que están a tu lado primero, y con los que buscas más tarde. Y eso son “las comunidades naturales”, las que te encuentras y las que buscas. Pero con ellas. No sólo.

Dice Nilton Bonder: “Uno de los grandes desafíos en educación es mantener el discernimiento y el compromiso en proporciones adecuadas. Cuando los estudiantes se vuelven aburridos, a menudo es porque su educación favorece el discernimiento frente a la experiencia. Pone un gran valor en la LUZ, pero no enseña cómo reconocer las velas próximas que también tienen el potencial de arrojar luz.

Cuándo tengo la clase llena, encuentro muy difícil enseñar, porque todas y cada una de las personas necesitan su propia comprensión y cada uno busca su propia perfección. Así que lo que doy a todos, a todos se lo quito.

¿Puede aprenderse a vivir lejos de la comunidad a la que perteneces?

Pere Monràs

¿Cómo será la educación en 2030?

Hoy queremos recomendaros el artículo Así será la escuela en 2030, de El Mundo, que resume las conclusiones de 645 expertos internacionales entrevistados para una encuesta realizada por la Cumbre Mundial para la Innovación en Educación (WISE).WISE logo 1 [qatarisbooming.com]

WISE, para quién aún no lo sepa, es un think tank formado por 15.000 sabios y promovido por la Fundación Qatar, que del 4 al 6 de noviembre se reunirá en Doha para debatir algunas de estas cuestiones. A este respecto, recordaros que Sangakoo ha sido una de las organizaciones invitadas al evento.

Para quién no tenga tiempo de leer el artículo entero, repasamos algunos de las conclusiones, que desde Sangakoo, defendemos desde hace tiempo.

  • La clase magistral desaparecerá; el profesor se convertirá en guía del alumno.

    Este modelo, que encaja en el concepto de flipped classrooms que ya explicamos en su momento, lo defendemos desde hace tiempo en Sangakoo y especialmente, instamos a los profesores que usan las Aulas Virtuales de Sangakoo a probarlo.

  • El aprendizaje será personalizado, permanente y más caro.

    Desde Sangakoo esperamos que no sea más caro y luchamos para que el conocimiento pueda ser gratuito, de ahí nuestra apuesta por el freemium en nuestra plataforma. Pero sí creemos en el aprendizaje personalizado, por eso ofrecemos cursos online adaptados a estudiantes pero también a profesionales y creemos en un aprendizaje donde el alumno escoja qué temas quiere estudiar y practicar. ¡A su ritmo! Además, desde siempre hemos defendido el aprendizaje permanente, no entendemos una vida sin aprender…

  • Primarán las habilidades frente al saber académico.

    Por ello en Sangakoo defendemos el aprendizaje activo, aprender a aprender. Si leéis el artículo de El Mundo veréis que a este respecto hay controversia. Os invitamos desde aquí a reflexionar sobre este tema “¿hay que primar la habilidad en aprender o los conocimientos?” y a debatirlo, si os apetece, en los comentarios de este post.

  • Internet será la principal fuente y el inglés, la lengua mayoritaria.

    ¿Qué decir a este respecto? Sangakoo nació online y desde el inicio, apostó por el inglés. En pleno siglo XXI ya nadie duda que el inglés es y será la lengua internacional por excelencia. Y de ahí, la necesidad de aprender desde pequeños esta lengua y en la medida de lo posible, aprender otras materias con ella, para integrarla completamente en la vida del estudiante.

Sangakoo, invitado al 2014 WISE Summit

banner_summit_2014Sangakoo ha sido invitada este año 2014 a la cumbre anual WISE en Qatar. La invitación ha llegado después de que Sangakoo siguiera de cerca esta iniciativa educativa, asistiendo por ejemplo, al desayuno que se hizo de WISE en España y después de participar en su sección de proyectos educativos ed.hub.

La cumbre anual WISE es la primera plataforma internacional dedicada a la innovación y la acción creativa en educación donde los máximos responsables comparten conocimiento con profesionales en el terreno y juntos colaboran para repensar la educación.

Más de 1.500 expertos, innovadores, líderes intelectuales de prestigio, políticos influentes y responsables corporativos de más de 100 países se juntarán del 4 al 6 de noviembre en Doha, Qatar, para la sexta cumbre WISE para debatir, hacer networking, compartir y explorar soluciones innovadoras que estimulen retos en el campo educativo.  En representación de Sangakoo irá Pere Monràs, socio y fundador de la plataforma matemática.

En la cumbre y bajo el lema “Imaginar – Crear – Aprender: Creatividad en el corazón de la educación”, WISE 2014 explorará vías para fomentar en los estudiantes la innovación y la creatividad, reforzando la confianza en sí mismos y su habilidad para desarrollar talento, pensar de forma crítica y resolver problemas para diseñar soluciones imaginativas en sus vidas y comunidades. Así, los debates de la cumbre girarán alrededor de tres cuestiones:

  • ¿Cómo educar en la creatividad a todas las edades, especialmente entre los más pequeños?
  • ¿Cómo diseñar un entorno de pedagogías interesantes donde el aprendizaje creativo e innovador florezca?
  • ¿Cómo medir, evaluar y certificar talentos y habilidades en sistemas educativos formales e informales?

Por todo ello, la cumbre WISE es una ocasión inspiradora e interactiva para los asistentes, una oportunidad única para conocer otros profesionales interesantes, oir talentosos conferenciantes, compartir ideas revolucionarias y colaborar con personas avanzadas a su tiempo en el campo de la educación.

¡En Sangakoo lo pensamos aprovechar!

Sangakoo, ¡incluido en Wise ed.hub!

Desde Sangakoo queremos informaros que ya estamos incluidos en el ed.hub de WISE, una plataforma donde los profesionales de la educación pueden compartir su conocimiento y experiencia, creando puentes entre desafíos y soluciones. En la plataforma, expertos y profesionales se ayudan mútuamente a través de conversaciones alrededor de la educación y el aprendizaje. Y esto permite a teóricos y prácticos, el conectar y explorar nuevas colaboraciones y partenariados para abordar nuevos retos en el campo de la enseñanza.

logoedhubed.hub, a su vez, muestra proyectos innovadores, como el de Sangakoo, y prácticas de éxito que han tenido un impacto transformacional en la educación de diferentes sociedades. Los proyectos que se muestran abarcan gran diversidad de campos y sectores de todas partes del mundo.

¡Te invitamos a visitar y comentar nuestro proyecto en ed.hub! 

 

 

Sangakoo asiste al desayuno WISE en España

El pasado 2 de junio Sangakoo asistió al desayuno de WISE (The World Innovation Summit for Education) en España, que tuvo lugar en la Ciudad Financiera Santander, en Boadilla del Monte, Madrid.

Asistieron al encuentro por parte de Sangakoo, Pere Monràs, socio fundador del proyecto, y Oriol Carbonell, delegado comercial de Sangakoo en las Islas Baleares y el Mundo Árabe.

Empezó el encuentro con un parlamento de Abdullah bin Nasser Al Thani, al que le siguieron las palabras de la Consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar de Lacalle, y de Salvador Medina, subdirector general de Banco Santander y director Global Institucional, Marketing y Expansión Internacional de Santander Universidades.

Durante la jornada, el comité de Qatar mostró alto interés durante todo el encuentro en colaborar con las universidades españolas.

El encuentro sirvió también, para que los diferentes asistentes se conocieran más en profundidad y pudieran explicarse unos a otros sus proyectos, logros y objetivos. Entre las personalidades destacadas que asistieron al encuentro remarcamos a Emma Kiselyova, directora ejecutiva de la UNESCO; Stavros N.Yiannouka, CEO de QF-WISE; Colin McElwee, cofundador de Worldreader; Samuel Martín-Barbero, de IE Business School o José María de Moya, Director General del Grupo Siena.