Nuevas estructuras en educación ¿Por dónde empezar?

NADIE SABE HACIA DONDE VAMOS. SOMOS mÁs poderosos que NUNCA, perO no TENEMOS ni idea de QUÉ DEBEMOS HACER CON TODO EstE poder. AÚN PEOR: PARECE que LOS humanOs SOMOS MÁS irresponsables que NUNCA. SomOS DIOSES HECHOS A NOSOTROS MISMOS…      que no RINDEN CUENTAS CON NADIE.    
“Sapiens”  YUVAL NOAH HARARI

En las actividades empresariales de cierta envergadura,  cuantitativa o cualitativa, se ha establecido un patrón de desarrollo que suele focalizar tres planos importantes de actuación: el plano de las estructuras, el de los procesos y el de los contenidos. En la sociedad industrial, de carácter fabril, la necesidad de capital se establecía principalmente por el coste de los edificios y de la tecnología. Pensar en ello era prioritario, pues nada más se podía hacer sino no se disponía de la capacidad de financiación. Por esta razón, y como ejemplo el sector de la construcción, la consideración primera era la planificación del edificio y de sus características estructurales siendo los procesos y los contenidos predeterminados y ya establecidos, dando por sentado, que los propietarios o usuarios ya se acomodarían a lo diseñado. Este proceder, sin revisión alguna, se acomodó a todo tipo de sectores. Sin embargo, que cuando se trata de construir un hospital o una escuela, se aplican los criterios estándar ya establecidos y, habitualmente, se empieza sin cuestionar en modo alguno su oportunidad en el momento que se decide su ejecución. Se da por hecho que ha de ser como siempre se ha hecho. Prestemos atención, sin embargo, a la aceleración de los cambios que la tecnología actual permite dado que la incertidumbre y la imprevisibilidad que provocan los cambios origina (y debe valorarse) una obsolescencia de las funciones tradicionales. En consecuencia precisamos revisar si las estructuras son adecuadas a estos cambios, favoreciéndolos o impidiéndolos. En anteriores escritos, sobre la reforma de los sistemas educativos, anunciábamos nuestra convicción de la necesidad de dar sentido mayormente al aprendizaje colaborativo en mayor grado que a la metodología de enseñar en sí misma, así como otras necesidades de innovación como la obsolescencia del horario escolar a substituir por  experiencias vivenciales, donde tenga lugar un aprendizaje interdisciplinar a través de lo que hacemos. ¿Pueden, pues, desarrollarse nuevos contenidos y nuevos procesos, antes inexistentes, en las mismas estructuras de siempre? Esta es una cuestión relevante que se nos plantea en los momentos actuales. Las estructuras existen y, en sí mismas, son un inmovilizado que hay que  amortizar lo cual conlleva una implicación económico-financiera. El hecho condiciona que, en lugar de reflexionar sobre si los contenidos y los procesos precisan de estructuras diferentes o no, resulta que prevalezcan, a menudo prioritariamente, los criterios económicos sobre los pedagógicos. Si esto que no resulta grave en determinados sectores de producción, si que es altamente importante en actividades de bien común o general, como la educación en tanto en ellas deviene un valor superior, el carácter de la efectividad sobre el de la eficiencia. La efectividad es lograr hacer aquello que sea bueno hacer y la eficiencia –conseguir los menos costes posibles- también incuestionable, sólo debería ser medible a medio o largo plazo por los resultados que se obtengan en la primera. Obtener la eficiencia en educación no puede ser a costa de la efectividad, que da sentido a esta actividad. Por lo tanto se debería garantizar la calidad por encima de todo, y establecer de forma singular los criterios para garantizar también la eficiencia que diera la sostenibilidad imprescindible. Sin mayor extensión descriptiva, y dejando la reflexión simplemente en enunciado, cierto es que podemos atrevernos a apostar que si bien antes el orden secuencial de cómo proceder era:

Estructuras            >              Procesos               >          Contenidos

Tal vez deberíamos considerar el orden inverso:

Nuevos contenidos        >        Nuevos procesos               >           Nuevas estructuras                   (Interdisciplinares)              (“aprender haciendo”)           (abiertas, versátiles, polivalentes)  

Como la ciencia evolutiva nos muestra, sólo sobreviven los que se adaptan. (No los más fuertes) Quizás adaptarse en este caso, precisa transgredir conceptos que teníamos como intocables.

 Pere Monràs

Anuncios

¿Cómo será la educación en 2030?

Hoy queremos recomendaros el artículo Así será la escuela en 2030, de El Mundo, que resume las conclusiones de 645 expertos internacionales entrevistados para una encuesta realizada por la Cumbre Mundial para la Innovación en Educación (WISE).WISE logo 1 [qatarisbooming.com]

WISE, para quién aún no lo sepa, es un think tank formado por 15.000 sabios y promovido por la Fundación Qatar, que del 4 al 6 de noviembre se reunirá en Doha para debatir algunas de estas cuestiones. A este respecto, recordaros que Sangakoo ha sido una de las organizaciones invitadas al evento.

Para quién no tenga tiempo de leer el artículo entero, repasamos algunos de las conclusiones, que desde Sangakoo, defendemos desde hace tiempo.

  • La clase magistral desaparecerá; el profesor se convertirá en guía del alumno.

    Este modelo, que encaja en el concepto de flipped classrooms que ya explicamos en su momento, lo defendemos desde hace tiempo en Sangakoo y especialmente, instamos a los profesores que usan las Aulas Virtuales de Sangakoo a probarlo.

  • El aprendizaje será personalizado, permanente y más caro.

    Desde Sangakoo esperamos que no sea más caro y luchamos para que el conocimiento pueda ser gratuito, de ahí nuestra apuesta por el freemium en nuestra plataforma. Pero sí creemos en el aprendizaje personalizado, por eso ofrecemos cursos online adaptados a estudiantes pero también a profesionales y creemos en un aprendizaje donde el alumno escoja qué temas quiere estudiar y practicar. ¡A su ritmo! Además, desde siempre hemos defendido el aprendizaje permanente, no entendemos una vida sin aprender…

  • Primarán las habilidades frente al saber académico.

    Por ello en Sangakoo defendemos el aprendizaje activo, aprender a aprender. Si leéis el artículo de El Mundo veréis que a este respecto hay controversia. Os invitamos desde aquí a reflexionar sobre este tema “¿hay que primar la habilidad en aprender o los conocimientos?” y a debatirlo, si os apetece, en los comentarios de este post.

  • Internet será la principal fuente y el inglés, la lengua mayoritaria.

    ¿Qué decir a este respecto? Sangakoo nació online y desde el inicio, apostó por el inglés. En pleno siglo XXI ya nadie duda que el inglés es y será la lengua internacional por excelencia. Y de ahí, la necesidad de aprender desde pequeños esta lengua y en la medida de lo posible, aprender otras materias con ella, para integrarla completamente en la vida del estudiante.

Sangakoo, en consonancia con las nuevas tendencias educativas

resting-eachother

Uno de los aspectos que más hacen dudar a la hora de estudiar online es la soledad que muchos asocian al estudio virtual. Pero en Sangakoo aprenderás de forma colaborativa. Y esto significa que podrás unirte a un grupo de tus mismas afinidades para estudiar, que revisarás los problemas de otros compañeros, que otros compañeros revisarán los tuyos, que podrás realizar problemas de otros y tú crear problemas también para los demás…

Sangakoo se construyó desde el primer día pensando en una comunidad de interesados o necesitados de matemáticas que trabajarían juntos. ¿Y qué sentido tiene trabajar juntos? En Sangakoo estamos convencidos que es la mejor manera. ¿Por qué?

  • Porque creemos más en el colaborar que en el competir. En una sociedad capitalista y egoísta, que ha estado durante los últimos años luchando por competir contra el otro, y llegados al momento donde es clarividente que esa actitud solo nos está llevando al estrés, al agotamiento de los recursos naturales, a la diferencia y al aislamiento… Vuelven a hablarse y promoverse actitudes, teorías, empresas y objetivos que miran por el bien común, es decir, por todos. Y ello solo lo conseguiremos actuando, trabajando y estudiando juntos.
  • Porque está comprobado, y las últimas tendencias pedagógicas así lo demuestran, que compartiendo y emulando a los demás, aprendemos más rápidamente que no solo “clavando codos”.

¿Conoces las flipped classroom?flipped classroom

En Sangakoo nos sentimos muy cercanos a esta metodología donde la tradicional “lección en clase, deberes en casa” se invierte. Las flipped classrooms defienden un modelo donde los apuntes se invierten y se consultan online en casa. Y es en la clase física, en el espacio común que todos los alumnos comparten, donde se realizan los deberes, se practica, se pone en común la materia, las dudas, se discute y se argumenta… como en una gran ágora griega donde el profesor deja de ser protagonista central para erigirse como moderador o facilitador de un aprendizaje común y tejido a partir de las aportaciones de todos.

Y en casa, el alumno, imaginároslo dentro de Sangakoo, aprende y consulta la teoría, puede preguntar a su profesor, empieza ya a practicar con algunos ejercicios que sus compañeros le validan… Y en la escuela, se reservará el tiempo para las dudas, puestas en común y trabajo colaborativo que acabará de afianzar lo ya aprendido en casa.

¿Quieres probar? ¡Entra!

Sangakoo en el diario El País

Con el título “Una red social para aprender ‘mates’“, El País ha publicado un artículo resultado de la entrevista que nos hizo Laia Reventós en nuestras oficinas.

Imagen 24

Compartimos por aquí, un extracto de la nota:

“Límites, algoritmos, integrales, derivadas… Las matemáticas son, para muchos, un hueso duro de roer. Sangakoo aspira a romper esta tendencia, ofreciendo un entorno virtual de aprendizaje donde se crean y resuelven problemas de forma colaborativa por Internet. Desde su lanzamiento a finales de diciembre, más de 6.000 profesores y alumnos han compartido 2.000 ejercicios en esta red social, que debe su nombre a los sangakus, los enigmas geométricos planteados en pizarras de madera del Japón medieval”…

Haz clic aquí para ver la nota completa.