El arte de acompañar: profesores, maestros, guías, pedagogos…

Como participante en un programa de liderazgo organizado por el CTI de California, disfruté de un poema que nos facilitaron, relacionado con el trabajo de cuidar a otras personas. En aquel tiempo, como médico oncólogo, había atendido a muchos enfermos en situaciones límite por razones de su enfermedad. En esa función de acompañamiento hacia el final de la vida te preguntabas qué podía diferenciar las actitudes con las que cada uno de ellos se enfrentaba a la muerte.

Sin hacer ninguna categoría, cierto es que la impresión recogida, de manera muy intuitiva, era que llegamos a morir tal y como hemos vivido. Es decir, que las actitudes que tomas en la vida te acompañan al final.

Me pareció que era toda una experiencia provechosa para uno mismo que da sentido y propósito, y por tanto una valiosa reflexión sobre las actitudes que mantienes cotidianamente, seas médico, profesor o director de un centro escolar. Una reflexión sobre como te creas a ti mismo en lo referente a los que deseas ser.

Volviendo al poema, se describían tres grandes actitudes motivacionales en el proyecto de vida que se escogía.

En primer lugar, mencionaba los “fixer” (traducible por aquel que sabe = el prescriptor) como aquel que prescribe lo que conviene a los demás, y donde mi función de oncólogo se reflejaba muy bien. Siempre procurando no hacer daño. Siempre intentando lo mejor. Siempre recomendando lo que pudiera aminorar los síntomas. Y hacerlo como dicen los anglosajones con “compassion”. Y así, en todos los casos, fueran las actitudes detectadas de un tipo u otro. La oferta es la “dosis” que se da.

En segundo lugar, el “helper” (traducible por aquel que cuida = cuidador) como aquellos que van más allá de uno mismo, dando a los que “cuidan” aquello que pueda necesitar, en un orden amplio de tópicos de la cotidianidad (higiene , nutrición, cuidados …). Lo hacen profesionalmente o voluntariamente, pero como intercambio entre las partes. Dando, reciben; y reciben en cuanto que dan. La oferta es la satisfacción del otro.

En tercer lugar, el “server” (traducible como “los que dan servicio”) como aquellos que no dan porque se lo piden, sino que dan porque quieren, porque sin ningún intercambio material, sienten la necesidad de dar. La suya es una vocación de servir y de dar a cambio de nada. Son aquellos que no hacen para obtener algo, sino porque ellos lo necesitan, en tanto que entienden la vida y su propio proyecto de vida como de servicio a los demás. La oferta se hacer que el otro aprenda a ser autónomo y libre.

Como podemos constatar la función de sherpa, la función de acompañar a quien sea a hacer su camino y dar ayuda para que se salga, se corresponde al “fixer” o al “helper”, pero es verdad que en la vida, y por lo que uno define como proyecto de vida, mejor un “server”, es decir, aquel dispuesto a acompañarte desde la propia y probada sabiduría. Este es el “maestro” y no hay duda de que a veces el profesor podemos decir que es más el helper, y cuando no fixer.

En cualquier caso los niveles motivacionales en la literatura más cercana, como lo son las escuelas de negocio, describen de otra manera, pero muy similar, los niveles motivacionales siguientes:

  • motivación extrínseca como aquella que te mueve a contribuir por lo que recibes (remuneración, acceso a más…)
  • motivación intrínseca como aquella que da satisfacción a las condiciones de trabajo: los medios que tienes para hacer bien lo que se te pide, lo que se te permite aprender y aportar.
  • motivación transcendente como lo que independientemente de las otras motivaciones no dejarías de hacer que el proyecto que se te propone lo compartes y sientes como propio.

A todos nos corresponde, sin autoengañarnos, calibrar cuanto de cada y cuál de estas motivaciones es la que te mueve, cual es la predominante y a que estás dispuesto. Dicho de otro modo, una reflexión por la vida es saber en qué grado tú te identificas como fixer, como helper o como server.

La pregunta potente a contestarse es aquella que te puedas hacer en relación a:

En estos momento de la historia, en 2015, momento en el que te toca vivir ¿qué has venido a hacer? ¿En que contribuyes a tu especie? ¿Hasta donde te sientes Naturaleza y la preservas con los otros seres vivos?

When you fix, you see life as broken

When you help, you see life as weak,

When you serve, you see life as whole

Pere Monràs

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s