Tiempo de aprender (a ser maestros) III

En el primer artículo dejamos abierta la puerta a abandonar, progresivamente o rápidamente, el modelo cartesiano de horario escolar, de enseñar disciplinas fragmentadas unas de las otras y de basar la acreditación de las competencias adquiridas en aprobar exámenes de materias i/o disciplinas específicas y aisladas.  

En el segundo, nos centramos en cómo entendíamos el tiempo efectivo para concluir, que para la mayor efectividad en la utilización de éste, el tiempo debe ser nuestro, siendo plenamente capaces de, cuándo lo damos, saber a quién se lo damos y con qué sentido y propósito.

Hoy, de nuevo con Pere Monràs, aterrizamos más.

teacher_wantedYa no es suficiente con manejar el tiempo genérico, o lo que es igual, manejar nuestra vida, o lo que es lo mismo, manejar nuestro presente, si no que para vivir hay que darle un sentido y propósito al tiempo y ello no quiere decir otra cosa que ser conscientes.

Ser conscientes, es darse cuenta de lo que pasa, es anticiparse a lo que pueda ocurrir y es también estar preparado y prepararse para encontrar las buenas preguntas que debemos hacernos para encontrar respuestas a estas preguntas. Sólo la acción transforma. La convicción en nosotros mismos es la única capaz de apostar a lo que no sabemos todavía. Podemos encontrar buenos profesores y buenos alumnos, y encontrar en ellos grandes conocimientos y los podemos admirar. Pero cuando encontramos aquél que es consciente, que entiende y comprende, que nos acompaña, diremos que gran maestro tuve ¡¡¡Cuánto me sirvió para la vida su ejemplo!!!

Decidir lo que queremos ser, qué maestro quiero ser, no es una respuesta externa. Por lo que lees, por lo que te dicen, por lo que has visto que se hace. La respuesta está en nuestro interior. En aquello  que hemos vivido, que hemos experimentado, que hemos padecido. Allí está la voluntad de hacer y la fuerza para impulsar cualquier transformación que nos propongamos. Y lo haremos a pesar de todo.  Es la lucha del manco o del ciego, o del que tenga alguna diversidad, sea física, mental o de cualquier otro tipo.  A menudo son ellos los que nos demuestran que pueden ser diversos pero no disminuidos ni incapacitados, y que son sumamente activos para con metodologías y recursos que los “no diversos” no utilizamos. Ellos pueden ser la clave para aprender a triunfar en cualquier aspecto de la vida. Mostrarnos cuál debería ser nuestro rol como maestros. ¿Cómo lo han hecho? ¿Cómo lo han conseguido? Hay que decirlo y decirlo muy alto:

NO LES HAN ENSEÑADO,

FUNDAMENTALMENTE LES HAN APOYADO,

LES HAN DADO ÁNIMOS PARA SUPERAR LOS RETOS

QUE LA VIDA LES PRESENTABA.

 

NO SE HAN PUESTO A LLORAR,

NO HAN PEDIDO RECURSOS EXTERNOS,

SINO ECOSISTEMAS FAVORABLES

 

ESTANDO JUNTO A ELLOS,

QUIZÁ PODAMOS COMPRENDER

QUE NO TE ENSEÑAN EL CÓMO

SINO QUE TE ACOMPAÑAN PARA SUPERARTE.

 

NO NECESITAMOS QUE NOS PONGAN OBJETIVOS

NECESITAMOS ASUMIR RETOS QUE QUERAMOS

Y QUE NUESTRA AUTOESTIMA SEA ALTA

 

EL PUNTO CLAVE ES QUE LOS RETOS LOS MARCAS TU MISMO

Y SIENDO ASÍ DEDICAS, TU MAS PRECIADO TIEMPO, A SUPERARTE

 

Educar para aprender a ser. Sin plazos ni cursos programados.

Sencillamente siendo y estando. Aquí y ahora.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s